Debate sobre el soterramiento: a la búsqueda de nuevos consensos y el concurso público como solución

Una de las imágenes proyectadas durante el debate del soterramiento

Una de las imágenes proyectadas durante el debate del soterramiento

Modificar el actual convenio del soterramiento de las vías del tren a su llegada a Alicante, el conocido como Sector OI/2, y convocar un concurso público que permita el rediseño de los elementos centrales del mismo, como son la ubicación definitiva de la estación intermodal, el derribo (o no) del Puente Rojo, y la solución urbanística al Parque Central, fueron algunos de los elementos centrales del debate “El soterramiento: un proyecto para la ciudad y la ciudadanía” auspiciado por la Plataforma de Iniciativas Ciudadanas bajo el paraguas de las X Jornadas de la Ciudad.

El objetivo del mismo, en parte conseguido, era tratar de poner el reloj a cero en la búsqueda de puntos de encuentro entre los principales actores que, de una u otra forma, han tenido voz en este tema en los últimos 15-20 años, la mayoría de ellos presentes en el debate celebrado el pasado lunes en la Sede de Alicante de la UA y que fue moderado por su director Jorge Olcina. bien en la mesa de debate, bien entre el centenar de asistentes que copó el aforo de la sala Rafael Altamira.

Las X Jornadas de la Ciudad se abren este martes con un debate sobre el soterramiento

Cartel del debate

J.R. NAVARO: EL PACTO DE LO POSIBLE

La primera de las intervenciones de las cuatro previstas en la mesa de debate corrió de parte del profesor de la UA, experto urbanista y miembro de la PIC José Ramón Navarro. Su argumentación se centró en remarcar la provisionalidad de la situación actual, incluida la estación de tren de la Avenida Salamanca, que “ni es intermodal, ni es nada”. Navarro solicitó la revisión del convenio de 2003 que dio origen al proyecto en marcha por estar desfasado y ser hoy día inviable en sus grandes líneas y por razones de todo tipo, y pidió expresamente desligarlo de la edificabilidad como elemento central de su desarrollo.

A lo largo de su intervención Navarro apostó también, tras hacer un repaso histórico hasta la actualidad de los elementos centrales del proyecto impulsado por la sociedad Avant, por un acuerdo sobre “lo posible” que permita el desarrollo del parque central y aparcar, al menos inicialmente, aquellos puntos en discusión, como pueden ser la solución final al Puente Rojo (el viejo debate sobre si se debe o no tirar, etc.) y la ubicación definitiva la estación intermodal que necesita la ciudad para dar servicio a toda la provincia y que difícilmente debería estar donde está la actual, según el propio Navarro.
En este punto, y para desatascar algunos de los elementos más polémicos del debate y de las posturas enfrentadas entre algunos de los actores, apostó decididamente por la convocatoria de un concurso público donde se debería previamente decidir el ámbito de actuación y en el que podrían incluirse posibles soluciones y alternativas a parte o todos los elementos más polémicos citados anteriormente.

Otro de los momentos del debate realizado en la Sede de la UA

Otro de los momentos del debate realizado en la Sede de la UA

ALCARAZ: NO A UNA SOLUCIÓN ESPECULATIVA

En nombre de la Plataforma de la Movilidad Comarcal (PCM) su portavoz Vicente Alcaraz se apoyó en todo momento en un interesante despliegue de imágenes virtuales en pantalla sobre las diferentes realidades presentes y futuras del proyecto en marcha para criticarlo abiertamente, en línea con algunos de los posicionamientos más conocidos de este colectivo.

Alcaraz empezó tachando el proyecto nacido en 2003 de “meramente especulativo”, que no respondía en ningún momento a las necesidades de Alicante, cuestionó el oscurantismo de Avant hasta el día de hoy (“A nosotros -dijo- ni siquiera nos dan la información que le han facilitado a la PIC”) y de cuyo organismo forman parte, además de Adif, el Gobierno Central, El Consell y el Ayuntamiento de Alicante. En medio de ese tono crítico y ácido tuvo un recuerdo especial para los tres firmantes del mismo, “Cascos, Alperi y Zaplana”, a los que calificó de “los tres tenores” y que, a tenor del historial político de los mismos, justificarían el pretendido interés básicamente especulativo del mismo. Ya, entrando en materia práctica, Alcaraz reiteró la apuesta de la PCM porque la estación intermodal definitiva vaya en el entorno de la Vía Parque como solución más racional, y se mostró muy crítico con los elementos centrales de la solución urbanística planteada por el proyecto que hoy está en Valencia pues no es el “que necesita la ciudad de Alicante”.

A juicio del representante de la PCM el mismo adolece de los mismos errores de soluciones anteriores, imposibilita la viabilidad del Gran Parque Central y convierte la zona entre la estación actual y el paso a nivel de Ausias y Monzó en “el gran macetero central”. En esta línea apostó claramente por mantener el Puente Rojo en su actual ubicación y con las medidas correctores que se consideren necesarios y aunque solo sea por razones económicas, aunque como todos los demás dijo estar abierto a estudiar soluciones alternativas.

El salón de la Sala Rafael Altamira se quedó pequeño para acoger a los asistentes al debate organizado por la PIC

El salón de la Sala Rafael Altamira se quedó pequeño para acoger a los asistentes al debate organizado por la PIC

HERNÁNDEZ: NO ESPERAR 20 AÑOS MÁS

La tercera de las intervenciones corrió a cargo de portavoz de la Plataforma Renfe, José María Hernández . Fue, como era de esperar, la más proclive a defender el statu quo actual y el marco general del proyecto pendiente de aprobación definitiva en Valencia, aunque, dijo, solo fuera porque los vecinos “no tengamos que esperar otros 20-30 años más” para empezar a ver soluciones.

Hernández, eso si y en la línea de los demás intervinientes, se mostró en esta ocasión dispuesto a alcanzar acuerdos con el resto de actores siempre que los mismos no supusiesen un nuevo parón y el retraso de las obras sine die, para terminar apostando por los postulados defendidos por su plataforma hasta la fecha como son el derribo del Puente Rojo, para dar respuesta a la larga lucha de los vecinos de la zona más afectados por la infraestructura, así como por la ubicación de la futura estación intermodal en el mismo lugar donde está la estación actual tal y como la contempla el actual proyecto de Avant.

Hernández finalmente se mostró muy escéptico con la posibilidad real de poder modificar el actual convenio en algunos de sus puntos centrales, tal y como prácticamente todos los demás compañeros de mesa pues, recordó, el dueño de la mayoría de los terrenos afectados por el proyecto del soterramiento es Adif. Y, en este punto y a su juicio, no parece que Madrid vaya a ser muy proclive a las demandas que se le hagan desde aquí “pues ellos funcionan de otra forma”, vino a señalar.

El debate tuvo una gran respuesta por parte de la ciudadanía

El debate tuvo una gran respuesta por parte de la ciudadanía

A. PAVÓN: EL PARQUE NECESARIO

El acto, antes del debate abierto a los asistentes, lo cerró el actual concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Pavón, quien también se mostró partidario de alcanzar acuerdos de mínimos que, al menos, “nos permitan empezar” a hacer la realidad las obras del Parque Central.

En este punto el representante municipal fue muy sincero y dejó claro que este era una cuestión difícil, pues que ni siquiera en seno del equipo de gobierno del Tripartito, ni en su propio grupo político, Guanyar Alacant, existían actualmente los consensos necesarios. Pavón, no obstante, expuso su esperanza y convencimiento de que llegados a este punto la aprobación provisional del proyecto actual, el conocido OI2, “era una cuestión a revisar” pues el mismo, a su juicio, era la consecuencia de la entrada del AVE en Alicante “como un elefante en cacharrería”, y cuyas consecuencias serían el actual convenio.

Tras reconocer que el derribo del Puente Rojo que sí contempla el actual proyecto era, o debería ser, una cuestión a revisar, en parte por su alto costo (más de 20 millones), Pavón se sumó a la propuesta lanzada por el representante de la PIC, José Ramón Navarro, de llevar a cabo un concurso público para desatascar la situación actual y pidió un esfuerzo a todos los actores para lograr el consenso necesario para que, al menos, en esta legislatura “podamos empezar a hacer realidad” el varias veces mencionado Parque Central, pero solo y de momento el que iría desde el Puente Rojo hacia la salida de la ciudad.

El debate finalizó con una decena de intervenciones y preguntas a los miembros de la mesa por parte de los asistentes, algunos de ellos vecinos de los barrios más afectados por el proyecto del soterramiento, y con la coincidencia casi general de que el debate habría podido servir, al menos, para romper el hielo entre los actores principales.

La segunda de las ideas que sobrevoló este debate con el que se abrían las X Jornadas de la Ciudad de la Plataforma de Iniciativas Ciudadanas fue el convencimiento de que ahora más que nunca era necesario de volver a tejer los consensos mínimos que lo saquen de su actual marasmo administrativo, pues Alicante y sus ciudadanos “ni pueden ni deberían” dejar pasar de largo este tren de las oportunidades, uno de los proyecto más emblemáticos a los que la ciudad se ha enfrentado en los últimos años y, posiblemente, se vaya a enfrentar en el futuro inmediato.

 

Esta entrada fue publicada en Actividades, X Jornadas de la Ciudad y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *