José María Perea y José Ramón Navarro piden también al alcalde Miguel Valor que no impulse ahora el nuevo PGOU

José María Perea y José Ramón Navarro durante el debate de clausura de las IV Jornadas Ciudad y Educación de la PIC

José María Perea y José Ramón Navarro durante el debate de clausura de las IV Jornadas Ciudad y Educación de la PIC

El periodista José María Perea y el catedrático de Urbanística de la UA José Ramón Navarro pidieron ayer en las IV Jornadas Ciudad y Educación que la tramitación del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Alicante sea abordado por la corporación que salga de las próximas elecciones municipales de mayo, ya que ambos consideran que el actual equipo de gobierno “ni está legitimado” (Navarro) “ni hay tiempo material” para acometer este trabajo (Perea).

Ambos, Perea y Navarro, fueron los encargados de cerrar el pasado martes 3 de febrero  el ciclo de debates sobre planeamiento urbano y territorial de las IV Jornadas Ciudad y Educación que la Plataforma de Iniciativas Ciudadanas (PIC) de Alicante ha venido desarrollando junto al Cefire y la Sede de la UA en las dos últimas semanas y que se cierran este sábado con el recorrido urbano “El valor del paisaje”.

“Alicante necesita más planes Racha (planes de rehabilitación de barrios y viviendas como el del casco histórico de Alicante) y menos planes generales de urbanismo”, afirmó de forma categórica el periodista y expresidente de la PIC José María Perea en una de sus intervenciones en el referido debate.

En una posición quizás menos extrema pero también contundente se manifestó el catedrático de la UA y urbanista Jose Ramón Navarro, para quien habría que desacralizar la relevancia de los planes de urbanismo como motores necesarios del cambio de las ciudades. Navarro se hizo la pregunta retórica de si los planes de urbanismos eran o no agentes necesarios de este cambio de la ciudades y se respondió afirmando que posiblemente no eran tan necesarios como se tiende a pensar muchas veces “aunque pueden ayudar”.

En este punto del debate, Perea recordó que en Alicante existen actualmente unas “17.000 viviendas vacías, sobra suelo industrial y suelo comercial” y que quizás el camino correcto no sería el de centrar todos los esfuerzos en hacer otro PGOU sino hacer antes un buen diagnóstico de la ciudad e impulsar planes sectoriales que afronten esta nueva realidad que ha surgido de la crisis. “Con pobreza y desigualdad como la que hay hoy en Alicante -enfatizó Perea- y con las zonas y barrios degradados que están llegando hasta el centro, no hay futuro y un plan debe cubrir primero todo eso; pues todo lo demás son castillos en el aire”.

Desde la óptica de Navarro, quien tuvo duras palabras contra el empresariado local (“El empresariado es impresentable”, llegó a decir) y para la mayoría de los dirigentes municipales encargados del urbanismo de la ciudad en los últimos decenios, más importante que los planes de urbanismo en sí sería hacer lo que han hecho ciudades como Bilbao, Navarra o Vitoria. Se trata, en palabras de Navarro, de establecer ejes de centralidad y acción sobre los que se articularía después la regeneración de la ciudad, “y ni el plan de 1987, ni el que ahora se ha retirado tras 14 años de trámite cumplían estos mínimos” a juicio de este urbanista.

Plan bajo sospechas

Dado que esta tercera jornada coincidió prácticamente en el tiempo con el anuncio del nuevo alcalde de Alicante, Miguel Valor, de retirar por las numerosas sospechas de corrupción y “por estar ya obsoleto” el PGOU de Alicante en trámite en el Consell e impulsado por los dos anteriores alcaldes del PP de la ciudad, Luis Diaz Alperi y Sonia Castedo, este hecho centró buena parte de las intervenciones de ambos ponentes y el debate posterior entre los asistentes que prácticamente llenaban la sala Rafael Altamira de la Sede de la UA.

Ambos intervinientes se felicitaron por la decisión de retirar el actual PGOU pero fueron muy críticos con el anuncio de Miguel Valor de iniciar ya mismo los trabajos del nuevo planeamiento. Para Navarro, ni el actual alcalde ni la actual corporación estarían legitimados para emprender dichos trabajos. “Este hombre –dijo Navarro en referencia a Miguel Valor- está deslegitimado y este ayuntamiento está igualmente deslegitimado”.

En esta misma línea se posicionó Perea para quien el anuncio del actual alcalde es temporalmente inviable y habría que entenderlo como la manera de entrar en la carrera electoral del mes de mayo del propio Valor. “El anuncio de retirada del PGOU es el anuncio de la candidatura de Miguel Valor al Ayuntamiento para las próximas elecciones”, sentenció José María Perea.

Las imágenes del debate…

[slideshow_deploy id=’3478′]

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Actividades, Comunicados, IV Jornadas Ciudad y Educación, Prensa y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *