El I Premio Ramiro Muñoz en defensa de la enseñanza pública recae en el profesor, sindicalista y escritor Manuel Parra

El profesor y sindicalista Manuel Parra

El profesor y sindicalista Manuel Parra

El profesor Manuel Parra Pozuelo ha sido galardonado con el  Premio Ramiro Muñoz en defensa de la enseñanza pública que en su primera edición ha sido convocado conjuntamente por CCOO del País Valencià y la Plataforma de Iniciativas Ciudadanas (PIC) de Alicante a raiz del fallecimiento del propio Ramiro hace justo un año, el pasado 19 de diciembre de 2012.

El jurado, según se lee en el acta del fallo, ha querido reconocer en el galardonado su vasta trayectoria profesional como profesor en diferentes etapas educativas, así como su no menos relevante labor como sindicalista, ámbitos ambos desde los que Parra fue siempre un gran impulsor y creador de las plataformas unitarias de la educación pública. Manuel Parra fue igualmente uno de los principales impulsores de la asociación por la Memoria Histórica de Alicante.

En su trayectoria profesional, Manuel Parra ejerció primero como “maestro de Escuela” y posteriormente como profesor de Enseñanzas Medias, siendo su último destino el de catedrático de Lengua y Literatura Española en el Instituto de Educación Secundaria Jorge Juan de Alicante, donde dejó una honda huella entre alumos y compañeros.

Los ocho miembros del jurado, formado por cuatro hombre y cuatro mujeres, en representación de las dos entidades convocantes, también valoraron en su decisión la labor sindical del premiado. En este terreno destaca su impulso a la  creación  de la Federación de Enseñanza de CCOO, desde cuyo ámbito luchó por la defensa de los intereses de los trabajadores del sector y por facilitar el acceso a la educación en sus diferentes niveles de las personas y colectivos con más dificultades económicas y sociales.

En este mismo terreno se le reconoce a Parra su defensa de la Universidad de Alicante como representante sindical en el Consejo Social de la misma, especialmente en momentos tan difíciles como los causados por la confrontación del Consell de la Generalitat durante el mandato de Eduardo Zaplana.

La candidatura del profesor Manuel Parra ha contado con el apoyo de más de un centenar de sindicalistas, así como con el de numerosos docentes y colectivos de la comunidad educativa en todas las etapas, desde educación infantil hasta la Universidad, entre ellos el de varios rectores de la propia Universidad de Alicante como son Andrés Pedreño, Ignacio Jiménez Raneda y Salvador Ordoñez.

La entrega del premio tendrá lugar el próximo día 11 de febrero al término de las jornadas de Educación y Ciudad en un acto que tendrá lugar en el salón de actos de CCOO de L’Alacantí y en el que intervendrá el catedrático de la Universidad Valenciana Joan Romero, quien hablará sobre el valor de la educación en el desarrollo valenciano.

Biografía de Manuel Parra: profesor, sindicalista y poeta

Manuel Parra Pozuelo  nace en Socuéllamos  (Ciudad Real) en 1945. Su trayectoria vital es y ha sido la de un “luchador”, luchador en el más amplio sentido de la palabra. Desde todas las facetas de su vida se ha puesto siempre y por encima de todo al servicio de lo público, de la justicia, del conocimiento y de la palabra como arma cargada de futuro. Hablar de Parra es hacerlo de los tres ejes que han motivado su vida: la docencia, el compromiso político y sindical, y la poesía.

El primero es el Parra docente. Primero maestro de Escuela y después profesor de Enseñanzas Medias (cómo él gusta de nombrar), Su último destino como catedrático de Lengua y Literatura Española en el Instituto de Educación Secundaria Jorge Juan de Alicante, atestiguan toda una carrera de dedicación docente que, sin duda ha dejado honda marca en sus alumnos y sus alumnas, cómo entre sus compañeros y compañeras de trabajo.

Manolo Parra es de esas personas que ha sabido, quizá sea esta su gran virtud,  compartir su vocación docente con una intensa actividad social y política que se remonta a su época de estudiante en Valladolid, donde toma conciencia política. Milita, por aquel entonces en el Frente de Liberación Popular (FELIPE), entre sus conmilitones se cuenta otro Manolo, Vázquez Montalbán y, también, Nicolás Sartorius. La represión  franquista obliga a Parra a trasladarse a Murcia, dónde termina sus estudios y dónde entra en contacto con el Partido Comunista; pero la persecución del Régimen le obliga de nuevo a trasladarse, esta vez a Canarias. Afiliado, desde su fundación, a la Federación de Enseñanza de CCOO, deja su huella en las Islas y publica en 1979 un folleto titulado “La Enseñanza en Canarias,  hacia una alternativa”, patrocinado por el Partido Comunista.

En los primeros ochenta, de vuelta en Alicante, se convierte en uno de los principales impulsores de CCOO en la provincia. Durante ocho años fue Secretario General de la Federación de Enseñanza del sindicato en Alicante, y formó parte de la Comisión Ejecutiva Comarcal de L’Alacantí y del Consejo Federal de Comisiones Obreras del País Valenciano, de la Comisión Ejecutiva de la Federació d’Ensenyament del PV y, también, participa, tras su amigo Ramiro Muñoz, como representante de la Confederación Sindical de CCOO del PV en el Consejo Social de la Universidad de Alicante. Junto con Ramiro Muñoz, Manuel Parra se compromete en el impulso y consolidación de las Comisones Obreras de la Universitat d’Alacant. De su actuación en todos estos ámbitos y organismos, hay que destacar, por no dejar de nombrarlo, su posicionamiento claro y valiente en la defensa de la Educación Pública y de la dignidad de todos los usuarios del sistema público de enseñanza.

Su compromiso sindical no hace desfallecer su compromiso político, así en 1991 ocupa el tercer puesto de la candidatura a las elecciones municipales de Alicante, en la lista de Izquierda Unida.

Aún nuestro amigo Parra saca fuerzas y tiempo para ocuparse de otra de las facetas de su trayectoria vital, tal vez la faceta más amada y posiblemente la menos atendida, la poesía.

Parra, poeta, lo es desde siempre. Muy pronto empieza a dar muestras de su valor como tal. En 1962 obtuvo el Primer premio y la Flor Natural de los Juegos Florales de Ciudad Real por su obra “Diez humanos sonetos terrenales”. Desde entonces muchos han sido los premios y concursos poéticos que han reconocido los versos de Parra así, en 1992, se le concede el Premio Vicente Mójica patrocinado por el Ateneo Científico y Literario de Alicante. En 1993 consiguió el premio Amantes de Teruel, por su libro “Mi voz en otros cantos”, publicado ese mismo año. También ese año la editorial Aguaclara publica en Alicante su poemario “Si tanto los amé, por qué no profanarlos”, con el que obtiene en 2002 el premio Carmen Arias de su ciudad natal, el segundo premio del concurso de poesía de la Villa de Iniesta y el primer premio del concurso de poesía Manuel Molina, También del Ateneo de Alicante. Sus poemas pueden encontrarse en la red en foros especializados de poesía.

La faceta de poeta se complementa con la faceta de historiador y ensayista. Parra también ha publicado, en colaboración con otros autores,  la “Historia de la Federación de Enseñanza del País Valenciano”, con motivo del 25 aniversario de la misma; también ha publicado “La Resistencia antifranquista y las Comisiones Obreras en las comarcas del sur del País Valencià (1939-1982)”. Hay que añadir aquí el importante trabajo de Parra en la recuperación y reivindicación de la obra y del recuerdo de Miguel Hernández. Trabajo de análisis exhaustivo de la obra del de Orihuela, que ha perseguido a Parra tanto en su obra como en su desarrollo personal.

Actualmente forma parte de la Comisión Ejecutiva de la Federación de Pensionistas, discapacitados y jubilados de la Unión Intercomarcal de L’Alacantí-Les Marines y ha sido durante años patrono del Patronato de la Fundación de Estudios e Iniciativas Sociolaborales; ambos organismos pertenecientes a la Confederación de CCOO-PV. También es de destacar su activa participación de los trabajos y reivindicaciones de la Comisión Cívica de alicante para la Recuperación de la Memoria Histórica. Además preside la Asociación Cultural Auca de las Letras y es coordinador de la revista que lleva el mismo nombre.

Pero, tal vez no sea por nada de esto por lo que Parra merezca el Premio Ramiro Muñoz en ésta, su primera edición. Parra merece este premio porque todos y todas los que estamos aquí, algunos y algunas de los  que no han venido, y otros y otras que incluso ni son conscientes de ello, le debemos un reconocimiento por una vida de dedicación completa a los demás, por las enseñanzas que nos ha brindado, o por los frutos de ese esfuerzo tenaz que se han traducido incluso en la construcción de infraestructuras escolares (el IES Balmis). Pero sobre todo por la gratitud que le debemos todos y todas, y somos muchos y muchas, los que hemos aprendido a su sombra que las cosas se pueden cambiar a mejor. Y hemos aprendido de su lucha, de su palabra y de su gesto.

 

Esta entrada fue publicada en Comunicados, PREMIO RAMIRO MUÑOZ, Prensa y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *