Francisco Juan Martínez: «Hay que planificar la ciudad como nuestra casa, y en nuestra casa no pondríamos setas»

El arquitecto y profesor Francisco Juan Martínez durante la conferencia sobre "Patrimonio y ciudad"

El arquitecto y profesor Francisco Juan Martínez durante la conferencia sobre “Patrimonio y ciudad”

Defensor de la ciudad como un patrimonio que legar a las próximas generaciones, Francisco Juan Martínez fue el encargado de abrir el pasado martes 14 de enero el III Ciclo Ciudad y Educación organizado por la Plataforma de Iniciativas Ciudadanas de Alicante. (*)

Usted ha defendido en su conferencia en Alicante la consideración de toda la ciudad como un patrimonio…
Sí. Creo que el patrimonio va más allá de lo que son los monumentos. La ciudad que construimos ahora es el patrimonio de nuestros hijos y nietos. El patrimonio no es sólo San Nicolás o Santa María, sino todo lo que se hace. Estamos todo el tiempo construyendo patrimonio. Todo lo que se hace en la ciudad nos sobrepasa. Al hacer una intervención urbana se supera la vida de quien lo hace y se convierte en herencia. Es una herencia a las generaciones venideras. Hay que tenerlo en cuenta como patrimonio nuestro y entender que la ciudad no es un conjunto de casas sino algo mucho más complejo.

¿Y esto se está haciendo bien o mal en Alicante?
Hasta ahora se ha hecho a ratos bien y a ratos mal. El auditorio ahora es novedoso y reciente pero ¿quién te dice que dentro de 150 años no va a ser como el Principal? Creo que es un edificio magnífico y en el futuro seguirá siéndolo.

¿Se tiene esta visión global a la hora de actuar?
Hacer una ciudad razonable para el ciudadano depende de todos pero hay gente con más capacidad de influir que otra. Los técnicos y políticos tiene mucha, pero el ciudadano debería reclamar unos buenos espacios públicos y un buen uso de la ciudad. Si te vas de viaje a Paris por ejemplo te parece maravillosa por el espacio público. Una ciudad es lo que es su espacio público. Eso es lo que hay que controlar.

Imagen de los asistentes en la Sede de la UA a la conferencia

Imagen de los asistentes en la Sede de la UA a la conferencia

¿Y se controla?
Eso para mi gusto depende. La calle San Francisco por ejemplo es un horror. Es algo que funciona de forma efímera pero es gastarse el dinero sin necesidad. Hay que planificar la ciudad como si fuera la casa de uno. Hay que entender la calle como si fuera parte de nuestro salón, y en el salón de nuestra casa no pondríamos esas setas. Hay desafección de los ciudadanos, como si lo público no fuera de nadie. Y es muy importante. Hay que pensar por ejemplo en el momento en que se planteó la fachada marítima de Alicante con la Explanada o Canalejas que se han convertido en un patrimonio que la gente reconoce.

¿Que ha de tener un espacio público para convertirse en patrimonio de la ciudad?
Debe tener calidad, permitir usos y que la gente lo reconozca como propio. Si lo reconociéramos como propio lo trataríamos mejor, pero para eso la gente tiene que estar a gusto con ese espacio y valorarlo.

(*) Esta entrevista fue publicada en el diario Información el día 15/01/2014

Esta entrada fue publicada en Artículos publicados en otros medios, Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *