La PIC concede su V Premio Adrián López en 2012 a Francisco Moreno Sáez

La PIC concede su V Premio Adrián López en 2012 a Francisco Moreno Sáez por su dilatada trayectoria como profesor, investigador y ciudadano comprometido con la enseñanza, la cultura, la política y las causas más variadas de la sociedad alicantina.

Catedrático de Griego de enseñanza secundaria y Doctor en Historia, impartió su docencia desde muy joven en varios institutos alicantinos. Estuvo vinculado a la lucha antifranquista como miembro y presidente del Club de Amigos de la UNESCO de Alicante. Cinéfilo empedernido fue uno de los promotores y mantenedores del Cine Club Chaplin. Impulsor de la cultura desde el Aula de Cultura de la CAM y desde el Instituto de Cultura “Juan Gil Albert” de la Diputación de Alicante. Investigador de la Historia contemporánea de la ciudad y la provincia de Alicante y difusor de la misma a través de decenas de publicaciones de libros, artículos y exposiciones sobre temas relacionados con la prensa, la Segunda República, la Guerra Civil, el Franquismo, el movimiento obrero y el sindicalismo, los partidos políticos o figuras históricas como Rafael Altamira. Una tarea propia de un cualificado y competente historiador.

Su jubilación laboral no fue más que un acto administrativo, pues, su activismo intelectual, investigador, docente y ciudadano sigue en pleno vigor como atestigua su labor como profesor de la Universidad Permanente de la Universidad de Alicante, su incasable producción bibliográfica o expositiva, su activa participación en la Comisión de la Memoria Histórica, en el comité de dirección del Archivo de la Democracia o como veterano militante de base en Izquierda Unida.

En resumen, un ejemplo de intelectual progresista comprometido con sus ideas, con su ciudad y con su provincia que lo hace indiscutible merecedor del Premio Adrián López que la PIC concede anualmente.

Esta entrada fue publicada en Premio Adrián López, VI Jornadas de la Ciudad 2012. Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a La PIC concede su V Premio Adrián López en 2012 a Francisco Moreno Sáez

  1. MARIA JESUS PEREZ PEREZ dijo:

    07-02-2014

    Anoche soñé que iba al Instituto Virgen del Remedio después de muchos años y preguntaba por Francisco Moreno y allí le volvía a ver…
    Y en ese volver a mi etapa de la juventud le recuerdo a Vd narrándonos los mitos y leyendas de la Antigua Grecia contagiándonos su entusiasmo con cada historia y enseñándonos con paciencia infinita esa hermosa lengua antigua, ahora casi olvidada para mí.
    Recuerdo una anécdota simpática. Era costumbre suya al finalizar el curso preguntar a cada alumno qué nota se merecía, obligándonos de algún modo a tomar conciencia de nuestro rendimiento con la “autoevaluación”. Cuando llegó mi turno yo respondí que merecía un notable y a usted le produjo risa y me preguntó ¿notable?, yo también me reí. Cuando poco después nos dieron las notas finales, cúal fue mi sorpresa al ver que me había calificado con aquel notable (quizá no tan merecido)
    Creo que mi mente a través del sueño se puso en marcha anoche para que yo pudiera cumplir la deuda pendiente con Vd y que voy a cumplir hoy a mis 42 años y es la de transmitirle mi agradecimiento.
    Gracias mi querido profesor sabio en letras y en las “cosas de la vida”, gracias por haber contribuido a mi formación humana y profesional, gracias por su trabajo, que debió calar en mí al igual que la lluvia fina cala en la tierra para que la semilla germine y crezca. GRACIAS. Ojalá que estas palabras escritas le puedan llegar a usted personalmente.

    MARIA JESUS PEREZ PEREZ
    Licenciada en derecho.

  2. MARIA JESUS PEREZ PEREZ dijo:

    07-02-2014

    Anoche soñé que iba al Instituto Virgen del Remedio después de muchos años y preguntaba por Francisco Moreno y allí le volvía a ver…
    Y en ese volver a mi etapa de la juventud le recuerdo a Vd narrándonos los mitos y leyendas de la Antigua Grecia contagiándonos su entusiasmo con cada historia y enseñándonos con paciencia infinita esa hermosa lengua antigua, ahora casi olvidada para mí.
    Recuerdo una anécdota simpática. Era costumbre suya al finalizar el curso preguntar a cada alumno qué nota se merecía, obligándonos de algún modo a tomar conciencia de nuestro rendimiento con la “autoevaluación”. Cuando llegó mi turno yo respondí que merecía un notable y a usted le produjo risa y me preguntó ¿notable?, yo también me reí. Cuando poco después nos dieron las notas finales, cúal fue mi sorpresa al ver que me había calificado con aquel notable (quizá no tan merecido)
    Creo que mi mente a través del sueño se puso en marcha anoche para que yo pudiera cumplir la deuda pendiente con Vd hoy a mis 42 años y es la de transmitirle mi agradecimiento.
    Gracias mi querido profesor sabio en letras y en las “cosas de la vida”, gracias por haber contribuido a mi formación humana y profesional, gracias por su trabajo, que debió calar en mí al igual que la lluvia fina cala en la tierra para que la semilla germine y crezca. GRACIAS. Ojalá que estas palabras escritas le puedan llegar a usted personalmente.

    MARIA JESUS PEREZ PEREZ
    Licenciada en derecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *