La PIC denuncia el ocultamiento de las cuentas municipales y la ausencia de proyectos sobre financiación de la ciudad

Mientras seguimos encontrando noticias que advierten sobre el presunto desarrollo de intensas prácticas corruptas en relación con el PGOU y otras actividades municipales, la ciudad carece de una imagen mínimamente clara de cuál es el estado de las cuentas municipales. Es este un derecho básico de la ciudadanía: saber con qué recursos cuenta su ciudad para el futuro inmediato y cómo podrá intervenir el Ayuntamiento para ayudar a superar los efectos más nocivos de la crisis. En este momento es imposible saber oficialmente la situación de las finanzas municipales y lo conocido a través de noticias parciales o extrapolando datos anteriores ofrece un panorama escalofriante. Podemos indicar:

  1. No existe información oficial actualizada,  y la web municipal es un desierto de información en esta materia, en la que sólo hay alusiones a la forma de pagar tributos.
  2. En el año 2011, casi a punto de concluir no se han aprobado Presupuestos; están vigentes, por lo tanto, los de 2010. Es increíble que en un año marcado por los problemas económicos el Ayuntamiento no haya sido capaz de indicar mínimamente cuál es su previsión ajustada de ingresos y gastos. No se tiene conocimiento de que se esté trabajando para los Presupuestos de 2012. Todo ello podría llegar a conculcar la legalidad vigente, pero, en cualquier caso es una muestra privilegiada de la frivolidad e irresponsabilidad con que se gestiona la ciudad.
  3. No se tiene noticia de la liquidación definitiva del Presupuesto de 2010, que debería ser un documento público, lo que induce a pensar que no se ha hecho tal liquidación, legalmente obligatoria y básica para que la ciudadanía conozca la veracidad del gasto y de los ingresos que fueron previstos presupuestariamentre.
  4. Dada la opacidad que denunciamos, hemos de deducir que la situación tiene que ser algo más que alarmante porque:
    • A) Tiene que haberse producido una caída de ingresos por la disminución de las transferencias corrientes del Estado, fruto de la menor recaudación estatal y por el desplome de los ingresos procedentes de la actividad inmobiliaria (Impuesto de construcciones, ICIO y licencias de obras) y de la  venta del suelo Municipal: ello puede concluirse razonablemente sabiendo la excesiva dependencia de estos ingresos en los años anteriores, hasta 2007/2008, de los que sí existe documentación.
      B) Un informe del Ministerio de Economía y Hacienda (http://www.meh.es/Documentacion/Publico/DGCFEL/DeudaViva) indica que la deuda viva a 31 de diciembre de 2010 era de 152.652 euros, superior o similar a la de otras ciudades comparables, con la salvedad de que aquí es difícil decir en qué se ha producido ese endeudamiento en términos de infraestructuras, servicios públicos, etc. Si comparamos esa cifra con el presupuesto de 2010 -260.339.000 euros- ello supone que la deuda era de 58% y, por las razones expuestas, con tendencia a subir. Algo claramente insostenible que exige una explicación.
  5. Todo ello tiene unas consecuencias perversas:
    • – Prácticamente ha desaparecido el gasto en inversión, algo muy grave en las actuales circunstancias de paro. Según algunas estimaciones independientes la ratio de inversión en Alicante es de 260 euros per cápita, frente a la media española que es de 358 euros, según datos del Ministerio de Economía y Hacienda y de la Sindicatura de  Cuentas de la CV. Pero estos datos son de 2009, y hay que suponer que en 2010 y 2011 la cifra habrá descendido considerablemente.
      -Debe haberse incrementado considerablemente la carga financiera: dados los elementos apuntados debe haber sido inevitable acudir a un mayor endeudamiento, pero no se sabe ni la cuantía ni las entidades a las que se ha acudido ni las condiciones de los préstamos.
      -Debe producirse la devolución del exceso de los ingresos recibidos vía transferencias corrientes del Estado de los años 2008/2009, por la disminución de los ingresos del Estado. Según algunas informaciones aparecidas en medios de comunicación, esa cifra podría cifrarse en 12 millones de euros.
      -No existe –si existiera se hubiera difundido- ningún plan coherente y articulado de reducción de gastos. Han aparecido noticias fragmentarias y puntuales en algunos aspectos, incluyendo la preocupante congelación del empleo público, pero no se han cuantificado globalmente esas actuaciones que, en todo caso, casi siempre pueden ser calificadas más como “contención” que como reducción planificada y sostenida en el tiempo.
  6. El modelo de ciudad auspiciada por el PP en los últimos años, dispersa e invasiva de zonas alejadas de la ciudad consolidada, no hace sino agravar la situación pues es insosteniblemente cara al exigir más gasto en infraestructuras, seguridad, etc. El proyecto de PGOU insiste en ese modelo. Paradójicamente no aparecen opiniones que procuren cambiar el modelo.
  7. No existe ningún debate abierto sobre cómo reformular la política de ingresos de manera más justa y solidaria. Seguir con un modelo propio de las etapas de mayor bonanza económica es irracional.

Ante todo ello la PIC pide:

  1. Inmediata exposición pública de las cuentas que aclare todos los extremos aquí apuntados, así como extremar los mecanismos de transparencia en todos los sentidos, en especial en lo referente al endeudamiento.
  2. Presentación inmediata de un proyecto de Presupuesto para 2012, incluyendo mecanismos de participación cívica en su realización y con un sentido social y solidario.
  3. Presentación de un proyecto de reducción estable de gastos superfluos y de medidas de austeridad que no incidan en la inversión productiva ni supongan merma alguna de los servicios sociales.
  4. Presentación de un estudio y de un programa de actuación sobre el impacto de las finanzas municipales en la economía local, con un anexo específico sobre la generación de empleo.
  5. Estudiar urgentemente nuevas vías de ingreso, atendiendo a criterios de progresividad y solidaridad.

Repercusión en prensa:

Esta entrada fue publicada en Comunicados, Política Alicante, Prensa. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *