La PIC recurrirá la modificación del plan Rabasa para dar cabida a Ikea

Artículo publicado por el diario La Verdad el 17/03/11

La Plataforma de Iniciativas Ciudadanas (PIC) presentará alegaciones a la modificación del plan Rabasa para dar cabida al complejo de Ikea, al considerar que dicho cambio “incurre en los mismos defectos que ya tiene” este proyecto, contra el que mantiene un contencioso administrativo.

A través de un comunicado, la PIC ha manifestado que las “modificaciones sustanciales” del plan para dar cabida a Ikea “ponen en cuestión” la adjudicación como agente urbanizador del empresario Enrique Ortiz.

La plataforma ha hecho referencia a un informe elaborado por la Universidad de Alicante que considera que con el proyecto actual “se generarían graves problemas de movilidad” y ha trasladado que suscribe en su totalidad dicho documento.

En opinión de la PIC, dichos problemas deberían de ser solucionados por la propia mercantil Ikea “y en ningún caso las administraciones públicas por la vía de los impuestos, ni tampoco el resto de propietarios de Rabasa”.

A este respecto, han afirmado que “así está contemplado en el documento de Estrategia Territorial para la Comunidad Valenciana”, recientemente aprobado por el Consell de la Generalitat.

Del mismo modo, la PIC se ha sumado a las quejas del colectivo Comerciantes por Alicante, y abunda en ellas en sus alegaciones por creer que hará un “daño irreversible” al pequeño comercio de la ciudad debido al “macrocentro comercial” de 300.000 metros cuadrados que se instalaría junto a IKEA.

En caso de llevarse a cabo el proyecto “no se descarta el posible cierre de establecimientos comerciales de la ciudad, con la consiguiente pérdida de puestos de trabajo”, han advertido.

Desde la PIC han lamentado la actitud de la alcaldesa alicantina, Sonia Castedo, “a quien cabe exigirle una mayor responsabilidad y sensibilidad que la que manifiesta cuando ignora los informes técnicos publicitados en las últimas semanas”.

“No creemos acertado que la alcaldesa asegure haber meditado esta modificación, que va a suponer importantes consecuencias negativas para el conjunto de los ciudadanos de Alicante y su área metropolitana”, concluye en su comunicado.

COMUNICADO: LA PIC PRESENTA SUS ALEGACIONES AL COMPLEJO DE IKEA

La Plataforma de Iniciativas Ciudadanas presentará en las próximas horas sus alegaciones a la modificación del Plan Rabassa para dar cabida así en estos terrenos a una tienda de la multinacional IKEA y un gran complejo comercial anejo de 300.000 metros cuadrados.

La PIC suscribe en su totalidad el informe que, al respecto, han publicado los responsables del departamento de Urbanística de la Universidad de Alicante. Así pues, justifica sus alegaciones en que este replanteamiento incurre en los mismos defectos que ya tiene el Plan Rabassa, con los mismos motivos de nulidad, que son objeto del contencioso administrativo presentado en su día por esta Plataforma ciudadana.

Esas modificaciones sustanciales, en primer término, ponen en cuestión la adjudicación como agente urbanizador del empresario  Enrique Ortiz. Falta la aprobación de la modificación puntual número 31 del Plan General de Ordenación Urbana que legitimaría la modificación del Plan Parcial de Rabassa.

Asimismo, y no es cuestión baladí, como ya pusieron recientemente de relieve los doctores de la Universidad alicantina, con el proyecto actual se generarían graves problemas de movilidad, cuya solución habría de financiar la mercantil IKEA y en ningún caso las administraciones públicas por la vía de los impuestos, ni tampoco el resto de propietarios de Rabassa. Así está contemplado en el documento de Estrategia Territorial para la Comunidad Valenciana, recientemente aprobado por el Consell de la Generalitat.

La PIC se suma a las quejas del colectivo Comerciantes por Alicante, y abunda en ellas en sus alegaciones, por el daño irreversible que se causaría al pequeño comercio con el macro centro comercial asociado a la instalación del almacén de la firma nórdica. No descartamos el posible cierre de establecimientos comerciales de la ciudad, con la consiguiente pérdida de puestos de trabajo.

La PIC lamenta la actitud de la alcaldesa, Sonia Castedo, a quien cabe exigirle, como siempre, una mayor responsabilidad y sensibilidad que la que manifiesta cuando ignora los informes técnicos repetidamente publicitados en las últimas semanas. No creemos acertado que asegure haber “meditado” esta modificación que va a suponer importantes consecuencias negativas para el conjunto de los ciudadanos de Alicante y su área metropolitana.

 

 

Esta entrada fue publicada en Artículos Opinión, Comunicados, Plan Rabassa, Prensa. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *