Padres y profesores piden “racionalizar el calendario escolar” y denuncian que se ha roto la igualdad de oportunidades

 

Imagen de la sala donde se celebró el debate organizado por la PIC sobre el inicio del curso y al que asistieron varias decenas de profesores, padres y alumnos

Imagen de la sala donde se celebró el debate organizado por la PIC sobre el inicio del curso y al que asistieron varias decenas de profesores, padres y alumnos

Dos ideas centrales sobrevolaron la mesa de debate organizada por la Plataforma de Iniciativas Ciudadanas para hacer repaso del inicio del curso escolar. Una, necesidad de racionalizar y pactar todo el calendario escolar (no solo el inicio) que evite repetir los errores y la improvisación de este año; y dos, una denuncia clara de los recortes, que no solo estarían dificultando la conciliación familiar, sino que además “están provocando ya una creciente desigualdad entre las familias” incumpliendo así el mandato constitucional de igualdad de oportunidades que debe garantizar la educación pública.

Fernando Javier Fernández, director del CEIP El Palmeral, abrió el fuego y abogó por un calendario escolar pactado “pues la jornada debe estar adaptada a los tiempos” y a razones de orden de efectividad en el consumo energético. En este punto pidió que los centros pueden disponer del control de su propio gasto energético” para incentivar el ahorro. Más allá de este punto, para Fernández el acento habría que ponerlo en las “consecuencias desastrosas” que tienen los recortes que están provocando situaciones límite donde ya “hay familias con necesidad de ayudas que llevan tres años esperándolas”.

Raquel Royo García, directora del IES Francisco Figueras Pacheco, se hizo de forma retórica una pregunta: ¿Cómo ha sido el inicio del curso? Su respuesta fue clara: “Ha sido difícil, muy difícil”. Y para ello citó varios apartados: falta de planificación, necesidad de repetir cada año procesos administrativos que se podrían fácilmente obviar y que suponen una gran pérdida de tiempo y de energía, y el aparatado de las infraestructuras “mal diseñadas” y que dificultan la vida en los centros. Royo abogó por “escuchar a la comunidad” educativa y citó aquí expresamente las aberraciones arquitectónicas cometidas en la construcción y reparación de infraestructuras escolares “mal diseñadas y con aulas orientadas al sur y ventanas que solo se pueden abrir 10 centímetros” y no pensadas para una ciudad donde en determinadas épocas como septiembre “es previsible que haga calor”.

Desde el lado de los padres, Sonia Tirado, presidenta de la FAPA Enric Valor d´Alacant, coincidió en el análisis “muy complicado” del inicio de curso puesto de manifiesto por sus compañeros de mesa, pero remarcó los problemas añadidos por la, a su juicio, improvisada implantación de la LOMCE, norma a la que criticó duramente “por ser una ley impuesta”, y reiteró su petición expresa de una racionalización del calendario que atienda a “razones académicas y no religiosas”. Royo tuvo palabras muy duras contra los recortes en lo referido a las ayudas de libros, comedores y ayudas infantiles, remarcando aquí “que somos la única comunidad de España en la que no hay ayudas de libros” mientras que siguen habiendo “20.000 niños en barracones en la Comunidad”. La presidente de la FAPA finalizó su intervención señalando que “hay familias que no llegan” y que son muchos ya los niños que  “no pueden hacer actividades extraescolares”, con lo cual cada estaría golpeando duramente la igualdad de oportunidades que obliga la Constitución y que la enseñanza pública debería garantizar.

Padres, profesores y alumnos asistentes al debate en la sala de la Sede de Alicante de la UA donde tuvo lugar el mismo

Padres, profesores y alumnos asistentes al debate en la sala de la Sede de Alicante de la UA donde tuvo lugar el mismo

El inspector de Educación Vicente Díaz, quien remarcó que su intervención era a título personal, fue el encargado de cerrar el turno antes de dar paso al debate y abogó por mirar al futuro y no al pasado como fórmula de mejora. En este terreno puso en el acento de la racionalización del calendario escolar por el lado “del cómo y el cuándo” pues en el cuánto (días lectivos) “estamos en la media e la UE y la OCDE”. Díaz apuntó un apartado novedoso para mejorar estos inicios de curso, y es que la adjudicación de plazas de interinos no sea anual sino cada tres o cuatro años “como hacen ya otras comunidades”. Este inspector  tuvo duras palabras con lo que el llamó “penelopismo educativo” como causa central de los males de la educación. “En mis treinta años como inspector he visto ya hasta nueve cambios en las leyes educativas”.

La mesa se cerró con un debate en el que la idea central de los intervinientes fue que el adelanto del inicio del curso y “la ola de calor” habían provocado un debate en cierto sentido artificial que había dejado ocultos los verdaderos problemas de la educación pública en este inicio de curso y que a grandes rasgos fueron los expuestos por los cuatro participantes en la mesa de debate.

Esta entrada fue publicada en Comunicados, Prensa, Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *