PSPV, EU y Compromís derogarán si gobiernan el distrito único escolar y apuestan por una nueva rebaremación del profesorado

De izquierda a derecha David Rodríguez (EU), Migue Soler (PSPV) y Josep Pañella (Compromís), los tres intervinientes en la mesa de debate sobre el futuro de la educación en la Comunidad Valenciana  moderada por el presidente de la PIC, Manuel Marco

De izquierda a derecha David Rodríguez (EU), Migue Soler (PSPV) y Josep Pañella (Compromís), los tres intervinientes en la mesa de debate sobre el futuro de la educación en la Comunidad Valenciana moderada por el presidente de la PIC, Manuel Marco

PSPV-PSOE, Esquerra y Compromís dicen tenerlo claro en el ámbito educativo si llegan a gobernar tras las elecciones autonómicas de mayo próximo. Si las matemáticas electorales lo permiten, entre sus decisiones iniciales más probables figurarían las siguientes: “No aplicar” la LOMCE o minimizar sus efectos; derogar el actual acuerdo de rebaremación del profesorado contestado por una parte del colectivo de  los interinos y anular igualmente el decreto de distrito único escolar impuesto en esta legislatura por el PP. Todas estas medidas, y otras más de gran calado, tendrían como objetivo el impulso de políticas que potencien la red pública escolar y que reviertan lo que consideran ellos el intento del PP  de convertir los centros públicos en subsidiarios de la enseñanza concertada, el verdadero programa oculto que el Partido Popular ha impulsado en los últimos años en la Comunidad Valencia en materia educativa.

Estas fueron algunas de la propuestas concretas más llamativas que estos tres partidos de izquierdas dieron a conocer durante el debate de este jueves organizado por la Plataforma de Iniciativas Ciudadanas (PIC) y CCOO sobre “La Educación en el País Valenciana ante las perspectivas de un cambio político” y con el que se cerró el acto de entrega del II Premio Ramiro Muñoz al colegio CEIP El Palmeral.

Aunque con matices, los tres representantes de estos partidos políticos presentes en el acto, Miguel Soler (responsable del área de Educación del PSPV), Josep Pañella (portavoz de educación en las Cortes de Compromís) y David Rodríguez (profesor de Secundaria y candidato por EU por Alicante en las próximas elecciones autonómicas) dijeron estar de acuerdo en impulsar éstas y otras acciones de gobierno en el área educativa y consideraron que un posible acuerdo entre ellos en esta materia “no debería tener una gran dificultad”.

De forma resumida y dado que el debate superó las dos horas de duración, éstas son por bloques las propuestas y declaraciones más relevantes hechas por cada uno de los asistentes en cuestiones tan relevantes como interinos, Lomce, plantillas, ratios escolares, red pública/concertada, coeducación, etc.

Interinos. Una cuestión espinosa que fue traída al debate por la intervención de uno de los miembros de la Coordinadora de Interinos presentes en la sala, quien interrogó a los miembros de la mesa por su posicionamiento claro y concreto sobre el particular. Los tres representantes de PSPV, Compromís y EU, aunque con algunos matices en el procedimiento, se mostraron partidarios de derogar el actual acuerdo de rebaremación de acceso a las plazas escolares que ha provocado la fractura sindical y a facilitar un nuevo marco que haga posible compatibilizar los derechos de los interinos con una larga trayectoria profesional y minimice los posibles daños que podrían derivarse del actual acuerdo firmado entre la consellería y todos los sindicatos excepto el STPV. En este sentido se apuntó que la ampliación de las plantillas que todos ellos defienden en los centros públicos podría facilitar este nuevo acuerdo. El responsable socialista, Miguel Soler, señaló que un acuerdo de transición sería hacer posible que “todos los que trabajen el 15 de septiembre de este año lo sigan haciendo el 15 de septiembre de 2016”.

Lomce. Aquí la unanimidad fue prácticamente total. El resumen de las intervenciones fue en el sentido de utilizar todos los recursos legales posibles para minimizar la implantación de esta ley educativa en la Comunidad Valencia en tanto que un nuevo “gobierno de progreso” en Madrid no la derogase. En este sentido, las críticas fueron especialmente duras tanto en lo referente a su apartado normativo como a su curriculum oculto. Para David Rodriguez (EU) “esta -la Lomce- es una ley nefasta que crea y potencia un modelo social claramente neoliberal”. Para Pañella (Compromís), uno de las razones que justificarían esta “rebelión” contra la Lomce es que esta ley “no atiende a la integración”,  en tanto que el representante del PSPV lo resumió gráficamente en la frase de que es una ley que trataría de consagrar “un modelo social que va de la cuna a la tumba”. Se trata, dijo Soler, de una ley cuyo objetivo no es otro que el de crear una sociedad dual “lo que ya se recoge en su preámbulo”, pues, dijo también, “no pueden aguantar que los hijos de los más humildes puedan estudiar e ir a la universidad”.

Plantillas, centros y ratio. Una gran parte de las intervenciones de los ponentes estuvieron centradas en las plantillas del profesorado y en las elevadas ratios que se han impuesto consecuencia de los recortes en educación y que dificultan la labor pedagógica en los centros. En este terreno, Panella defendió una administración autonómica que “no insulte a los profesores” y que rompa el discurso del PP de que los maestros son “gente que cobra mucho, trabaja poco y no va al colegio”. Miguel Soler, por su parte, abundó en la necesidad de incrementar progresivamente la inversión educativa desde el 4% actual hasta el 7%. Soler, al igual que sus compañeros de mesa, apostó por rebajar las ratios escolares “pues la actual normativa de la Lomce habla de “hasta” pero no impide que esta ratio sea menor, como han hecho comunidades como Andalucía, Asturias, Canarias y País Vasco”.

Matriculación y concertada. Sin duda fue este otro de los puntos calientes del debate. Los tres portavoces políticos se comprometieron, si sus formaciones políticas acceden al gobierno, a derogar el distrito único impuesto por el PP bajo el señuelo “de una falsa libertad” y volver a un sistema de acceso a la escolarización que primase la cercanía al centro y la existencia de hermanos en el mismo colegio. Este cambio supondría, a juicio de estos representantes, volver a dotar de contenido a las Juntas Municipales de Escolarización y hacer efectiva la igualdad de acceso a  una plaza escolar más allás de que éstas sean plazas de centros públicos o concertados y poniendo coto a los “filtros segregadores” que se utilizan por parte de muchos centros concertados “que acaban eligiendo a su alumnado”. Sobre la dualidad de la red público/concertada los asistentes se mostraron a favor de revertir la situación actual en la que, según ellos, el objetivo no confesado es dejar a la red pública como subsidiaria de la concertada “cuando el objetivo inicial era justo al revés”. Soler habló incluso de la posibilidad de anular los conciertos con los centros concertados en las edades no obligatorios -bachillerato- y primar las plazas escolares en la pública por delante de la concertada, de modo que en aquellas poblaciones con oferta mayor a la demanda “no se cierre un colegio público y sí de deje de concertar un privado”. En este terreno David Rodríguez (EU) incidió en su oposición frontal a los CIS (Centros de Iniciativa Social) pues “esto supone que también quieren hacer negocio con la educación”. En este punto Soler (PSOE) recordó que su secretario general y candidato a la presidencia de la Generalitat, Ximo Puig, ha trasladado a las empresas interesadas en estos proyectos su oposición a este sistema y su decisión intención de revertir estos contratos siempre que sea posible, lo que ya habría tenido un efecto en algunos casos “ante la posibilidad de verse con las instalaciones y sin concierto”.

Coeducación y patriarcado. Uno de los momentos de mayor tensión del debate tuvo lugar cuando la abogada y profesora de la Universidad Concha Collado reprochó a los tres intervinientes la ausencia en su discurso de medidas concretas para combatir el sexismo en las aulas y favorecedoras de la igualdad de género en los propios centros, crítica y carencia que todos ellos reconocieron, tomando nota de ello para trasladar a sus respectivas formaciones políticas.

Anteriormente al desarrollo debate, había tenido lugar la entrega al CEIP El Palmeral del galardón del II Premio Ramiro Muñoz en reconocimiento y defensa a la enseñanza público, premio que fue recibido por el director del centro, Fernando Javier Fernández, y varios representantes de la comunidad educativa del centro escolar.

[slideshow_deploy id=’3516′]

Esta entrada fue publicada en Actividades, PREMIO RAMIRO MUÑOZ y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *